Un día diferente en el viejo continente

Posted by on lunes, 25 de enero de 2010

No sé en dónde las personas dejaron su capacidad de pensar y analizar. Hoy me encontraba en la Gran Vía de la ciudad, que personalmente yo la catalogo, como ciudad de primer mundo... Así es, se trata de Madrid, capital de España y cuna de muchas maravillas. Un lugar único, un patrimonio más hacia la cultura de nueva generación.

Pues mientras caminaba, quedé sorprendido con un grupo de conocidos. Hablaban muy alto y la manera de expresarse, -no era la más apropiada-. Qué se puede decir, suele pasar muchas veces y hablo a nivel global. Al acercarme, una melodía callejera se oía, gente dando a conocer su talento, bajo las grandes edificaciones y un despliegue de tiendas, alegraban el lugar. ¡Un ambiente encantador!

... Y aquí estaba, rodeado de españoles y argentinos, un grupo de personas agradables, no hay duda, pero con unas ideas (...)

Hablaban de la diferencia de los gobiernos, y la igualdad que mantenían. Notaron que estaba mirando una tienda de aparatos electrónicos y gritaron mi nombre, llegué a donde estaban ellos. Cabe agregar, que me encontraba a cinco (5) metros de distancia. Fue entonces cuando surgió el tema de la Educación, la Preparación y el Desempleo. La mayoría opinaban sobre el mal sistema que tenían para conseguir empleo, mis opiniones fueron totalmente diferentes. La realidad es que en todos los países ocurre lo mismo.

Uno de los argentinos, una chica para ser más explícito, agregó que eso no servía de nada, -toda la gente estudia y cuando termina el ciclo en la universidad, muchos quedan sin trabajo- y así sucesivamente fueron discutiendo.

Depende de nosotros poder llegar a hacerlo. Si somos buenos estudiantes y siempre hemos sobresalido (no hablo de calificaciones únicamente), me refiero al campo del desenvolvimiento, ante las situaciones. Probablemente somos estudiantes, ni malos, pero tan poco buenos; es decir, regulares, que buscamos otros niveles para aprender y sacar a flote el bienestar de la familia o simplemente estudiantes, que no sabemos lo que significa esa palabra, que les puedo decir.

Es cierto que no hay trabajo, y si lo hay pues los que te ofrecen la ayuda, no valoran el esfuerzo, ni los conocimientos y mucho menos las ganas de querer superarse. Sin embargo, cuando asumes que depender de “esa gente” significa no tener vida, tu trabajo se vuelve un calvario.

"Es tiempo de cambiar" como dice la canción de Juanes, el famoso artista. Es tiempo de ver el futuro, como un día después. Sé que hay mucha pobreza, pero en ti, en mi y en todos nosotros, está el poder para luchar por las buenas cosas, por tener lo que anhelamos, por vivir como todos en algún momento de nuestra niñez lo hemos soñado. Simplemente estamos acá para construir un mundo mejor.

La conversación había terminado, y me invitaron a degustar un típico plato español, fuimos al "Parque del Retiro" y el final de todo, un día completamente diferente. 


Piloteando esta bitácora, se despide desde la cabina de despegue, 
Giulio Mottola

4 Comments

  1. Que forma tan cuidada tienes al exprearte y escribir. ¡TE FELICITO! Éxitos!!

    ResponderEliminar
  2. Waooo, seguramente aprediste mucho estando de mochilero.

    Estas grandes palabras, vienen de una excelente persona. Éxito en todo.


    Saludos, tu amiga Andrea ;)

    ResponderEliminar
  3. Qué buena lectura! Gracias por regalarnosla. Saludos desde Madrid-España. "El cass" jajaja. Bueno venga, estamos en contacto!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja! Te gustó verdad! Esas tapas estaban buenas, hombre que recuerdos! Saludos!

    ResponderEliminar