Un poema en otoño

Posted by on viernes, 27 de mayo de 2011

Como me hubiese gustado, haber estado en aquellos días donde mi calor, te era necesario. Donde una sonrisa mía, te alegrara el día, donde un fuerte abrazo, te demostrara lo que estoy sintiendo por ti. No sé, si fue el tiempo que consumió todo ese vacío diario.

No sé, si en noches de soledad, mis mensajes eran cortos. No se, si lo vivido -eso que nos llevó a unirnos-, pueda rescatar algún día la fortuna de poder haber compartido junto a ti, grandes momentos, -que a pesar de todo-. Tienen el sello de formar parte de mis recuerdos.
Todos los días de espera, al recibir un mensaje que viniera de tus labios. Me transportaban a vivir escenas, salidas del fondo de mi alma. Un viaje nos mantenía distanciados, pero tus palabras, tu presencia y tu aire de amor.
Siempre estuvieron presente. Buscando la luz, para brillar en el justo instante de mi regreso. Pasaron las semanas y con ello, los buenos tiempos venían. Salidas planeadas y otras que se quedaron atrás, crearon en mí el deseo de vivir días inolvidables contigo. Motivando mis ganas de poder llegar a decirte: ¡Gracias, me hacías mucha falta! Sin embargo, los detalles quedarán, porque son tintas que escriben la historia en blanco. Un amor que, podía ser correspondido, podía volar sin estrellarse. Un amor, donde el límite era el cielo. 

Poco a poco, se fue secando esa planta, donde, -en una oportunidad-, habíamos sembrando nuestros sueños. Para que al crecer se materializaran todos los momentos, -que una simple rosa verde- podía describir, como buenos frutos de todo ese amor.

Hoy te escribo, porque sé, que de una u otra manera esto era necesario. Ya la galería fotográfica, está cargada de ti. Dejo que las palabras se las lleve el viento. Pienso que la caja está llena de cosas valiosas y mi corazón te agradece la pasión, la fuerza de voluntad y la fe, por seguir creyendo en mí. Los detalles fueron aceptados y estoy orgulloso, de haber intentado que esta carta, te diera a entender, la moraleja de nuestra ventana de sueños. Te quiero, con todo mi amor,

El otoño que nos separó

Leave a Reply