En los zapatos de otra persona

Posted by on lunes, 6 de septiembre de 2010


A veces estar en los zapatos de otra persona, viviendo el lado, que -lamentablemente- es mucho más grave que el nuestro. Nos hace sensibilizarnos con el resto de la gente. No es fácil, enfrentar los problemas nuestros y mucho menos el de los demás... pero la vida gira en torno a un todo. Lo que nos ocurre hoy, tiene razón de ser el día de mañana. Incluso las cosas más trágicas que vivimos en ciertas circunstancias, nos ayudan a crecer. Hay que ver todo, desde un ojo muy realista. 

No podemos entregarnos al sufrimiento, pedimos tiempo. Pero no logramos captar las señales divinas... es difícil vivir con tantos obstáculos en el camino, con tantas presiones, dolor, perdidas, soledad. No es fácil, sin embargo todo tiene su momento e intentarlo es sólo el comienzo, cada vez que dejamos nuestros sueños en manos de la negatividad, se borran de la memoria las imágenes de felicidad. Basta de tanto sufrir, por cosas que -a lo mejor tienen solución a corto plazo-. 

En el mundo existen personas con problemas de todo tipo. Se quejan por el dinero, por la ropa que no es de marca, por el lugar donde viven, por los amigos, la familia... mientras hay otros que piden comida, desean poder caminar, anhelan curarse de su enfermedad, sueñan con volver a ver... Nuestros problemas se quedan cortos delante del resto, cuando estemos en situaciones similares, debemos comprender que la vida que nos regalaron, hay que apreciarla. La familia y los amigos conservarlos y las cosas materiales, con el tiempo llegan. La historia de cada uno, no viene con fecha de caducación. ¡Nosotros tejemos nuestro futuro! Hay que conocer, para entender. La vida nos enseña a ser sencillos, nos ofrece sus mejores locaciones y no regala los mejores momentos para recordar. 

Piloteando esta bitácora, se despide desde la cabina de despegue, 

Giulio Mottola

2 Comments

  1. Me conecto con tus líneas, mi último post tiene algo parecido a tu mensaje...

    Saludos en letras...

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por compartir tu mensaje! La vida hay que saber vivirla y comprenderla.

    ResponderEliminar