El que abandona su hogar para irse a otra ciudad o país, es el que muchas veces logra triunfar en la vida

Posted by on sábado, 26 de marzo de 2011

Tenía tiempo que no escribía en esta bitácora llena de magia y sueños. Hoy como cualquier día de la semana, me provocó plasmar en mi pequeño rincón, palabras que aquí dejaré, palabras que describen la vida, donde los años pasan como las nubes pasajeras, dejando en cada sitio huellas. Cada año significa un reto más, muchas oportunidades y tantas cosas que hacer realidad. 

En este día, debemos agradecerle a Dios, por  las cosas que hemos vividos. No importa lo que ocurra, todo tiene su momento. Por eso, nos enamoramos de la vida, de lo que realizamos... Porque estamos rodeados de amigos, que han dejado una mancha de felicidad en nuestra vida y pasaron a ser parte de la gran familia. Personas que, poco a poco irán tomando su propio camino, tal vez sea distinto al nuestro; pero toda decisión lleva a realizar un sueño.
La vida, trae siempre cosas buenas y la amistad es una de –esas maravillosas cosas-. La amistad sirve para aprender y enseñar, para vivir momentos, que tendrán el tiempo y la circunstancia para ser recordados. ¡Qué bella es la vida! Cuando caes te levantas y sigues, te vuelves a caer y tienes a alguien que te tiende la mano. Una mano que se transforma en vida, en amigos, en personas, en familia y acciones que a pesar de todo lo que pueda pasar, –siempre van a llegar-. A veces, lo que más quiere debes dejarlo ir para que tome forma y regrese con nuevas historias que contar, con nuevas bendiciones. 

Porque cada día nos llenamos de esperanza para ver brillar nuestros sueños. Para cumplir todas las metas que lanzamos al cielo y tenemos la dicha, –todos- de verlas materializarse. Creemos en toda la sinceridad que damos, en todas las cosas que vivimos. Porque somos personas luchadoras, soñadoras y capaces de comprender. 

La vida se lleva todo eso que vivimos, todo el tiempo invertido y disfrutado. Una fotografía podrá dejar la imagen, pero es la esencia la que queda, el recuerdo que hace que las lágrimas broten de tus ojos y la nostalgia te abrace; pero con un abrigo cargado de esperanza y amor. Si esperamos que todo lo que realmente deseamos se cumpla, sal a buscarlo, lucha por cambiar tu vida, y si ese cambio te trae tristeza, no mires tanto al futuro ni al pasado, vive el momento presente, el ahora que día a día nos acompaña y nos hace soñar y volar alto.  Dedícate a dejar el miedo atrás y reconocer todo lo bueno que –tu mismo-, has cosechado, porque la flor no se marchita aún, el tiempo siempre te da otra oportunidad. 

Los mejores deseos, para todo aquél que ha dejado una huella en mi vida y ha pasado a ser parte de otro hilo para tejer los recuerdos, que sé, jamás se olvidan. ¡Feliz día a todos!

Piloteando esta bitácora, se despide desde la cabina de despegue, 

Giulio Mottola

2 Comments

  1. Amigo,hermano! No me queda otra cosa q desearte Feliizz navidad y que Dios te Bendiga Siempre... Confia en Dios xq`es èl quien te hara volar muyyy alto y si le temes a las alturas,no te preocupes! el te lleva de su mano y sabe bien lo que hace..Asi que,Se Haga su voluntad.. te rekiroooMuchiisiiimOOo =) Y Nunca olvides escuchar los latidos de tu corazòn.. =D <3

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que haces hoy se transforma en tu vida pasada.

    ResponderEliminar