Trabaja cuando otros simplemente descansan

Posted by on jueves, 20 de octubre de 2016

A veces, es bueno descansar de la rutina y con una compañía así (...) Le pedí amablemente una foto y se volteó para jugar. ¡Tan lindo Mateo! 

Cuando era pequeño, gato que veía en la calle, gato que terminaba en mi casa, en mi cama. No sé, sentía un profundo amor por ayudarlos y darles un hogar para vivir. Admito que me la llevaba bien con ellos, pero también les hacía maldades. Mi familia lo puede confirmar, pero me encantaba compartir con perros y gatos.

Recuerdo que, cuando tenía 9 años, mi familia me separó de un gatito así con las mismas características físicas de Mateo porque ellos pensaban que si me veían sufrir por un animalito se me olvidaría la idea de recogerlos de la calle. A veces, la familia actúa sin pensar. A veces, sin querer se les va la mano. A veces, se les olvida enseñar lo que no saben o no han vivido en carne propia. No volví a ver más al gatito. Hasta lo buscaba en las calles, lo confundía con otros. 

En realidad lloré bastante, mucho. No saben lo mal que me hicieron sentir. Ahora que me pongo a recordar, lloré hasta las lágrimas que no había llorado. Porque sentía que algo importante habían apartado de mí. Sin embargo, no lo lograron. Volví a rescatar a varios de la calle. Se fue uno, pero habían llegado tres. Eso despertó en mí la necesidad de cuidarlos. Al menos, mi mamá y mis abuelos me daban comida para ellos. Tenía mis animales escondidos y yo mismo los alimentaba. Era muy celoso, cuidaba de ellos día y noche. Imagínense, a esa edad. Ya sentía celos, rabia, impotencia y compromiso. 

Lo años pasaron, me di cuenta que siento ahora mucho amor y respeto hacia estos animalitos. Comparto esta anécdota con ustedes porque a veces se nos olvida que la formación de valores que se aprende en casa termina siendo una gran enseñanza. Yo aprendí a querer, pero también a odiar y sentir rabia. 

No te conviertas en uno más, sé diferente. Ayuda cuando sientas que debas hacerlo. Trabaja cuando otros simplemente descansan. Disfruta en todo momento y, ama todo lo que hagas. Hazlo siempre con la mano en el corazón, porque nadie te forma para eso. Tú solo lo aprendes, lo desarrollas y lo compartes con los demás.



Leave a Reply